Datos personales

Mi foto
caba, BUENOS AIRES, Argentina
Cute escrachi

Archivo

miércoles

El miedo al verticalismo

 Una de las cosas con las que me topé el año pasado es el miedo al verticalismo, pero fue recién este año cuando adquirió nombre propio.

 El miedo al verticalismo es una patología generalizada que tenemos adentro, algunos bien adentro, los pendejos adultos jóvenes y más grandes también.

 ¿Por qué?

 Yo culparía a la dictadura, que es culpable de casi todas las cosas nefastas que los argentinos arrastramos en nuestro sentido común, pero en realidad no es la clave de esto el saber de dónde sale.

 O tal vez sí, pero no me interesa tanto burbujear ahí.

 Un amigo me envió una invitación a la asamblea de artes de la escritura del viernes.

 Y yo tipo...




 Mientras procrastinaba leer un poco de un libro que tengo en PDF y que nunca toqué pero que es bibliografía de una materia que estoy cursando, libro escrito por el titular de la cátedra osea-que-fija-que-me-servirá------- Reflexioné un poco sobre si tenía ganas de ir o no.

 Decidí que sí, que iba a ir después de mi parcial de Economía II.

 Pero antes quería estar segura de qué tenía que llevar preparado, así no quedo como una imbécil.

 Como me pasó anteriormente con la reunión abierta.


 Donde sabía ni papa de qué se iba a debatir, o, peor, fui con una información armada en la cabeza y me encontré con otra situación que no esperaba.

 Eso pasa con Artes de la Escritura supongo. Crees que vas a inscribirte a una carrera y al rato te das cuenta que es un contrato programa que como no se sabe si sigue abren cuatro materias por trimestre.

 Life is crap.

 Whatever.

 Una de las cuestiones que debería tratarse, en teoría, en forma de paquete en la presentación de estatutos es... ¿Horizontalismo o verticalismo?

 Resulta que los estudiantes de escritura le tienen miedo al verticalismo, pero no son los únicos.

 Tenerle miedo al verticalismo le llamo a abrigarse en una horizontalidad que en cuentas definitivas lleva a ninguna parte. No es con con igualdad plena que las cosas se hacen de forma efectiva... alguien tiene que estar a cargo.

 Un poco de esto se debatió en asambleas del 2016 pero ahora lo veo mucho más claro.

 Cuando nadie se quiere hacer cargo de una situación por tener miedo... La situación no avanza.

 Cuanto todos tienen miedo de ser esa persona que va un paso más adelante... Nada avanza.

 Es terrible porque esto está sumamente instaurado en nuestro sentido común.

 "El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra"

 Obviamente... NADIE está libre de pecado.

 Obviamente.

 Entonces... NADIE tira la piedra.

 Y todo sigue igual.

 Nos siguen cogiendo, so, wake up.

 Alguien tiene que tirar la piedra.

 

 Eso es lo que me parece empezar a perderle el miedo al verticalismo.

 Que uno de nosotros tire la primera piedra. It's not a big deal.

 Una de las ventajas del verticalismo, a fin de cuentas, es que todos saben a quién tienen que culpar.

 Pero claro... Si el miedo está en otro lado, y no es que no hay valentía, es que el problema está en que nadie quiere hacerse cargo...

 Eso es otra cosa.

 No es miedo al verticalismo, es ser un cagón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario