domingo

-.--..-.-.-.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

No te preocupes,
que cuando algo te duela mucho
vas a volver a llorar.
Me lo dijo.
No quería creerle en realidad.
Porque tampoco es que me conviene.


Cuando algo te duela mucho
vas a darte cuenta
que solamente tenías que esperar,
me dijo.
Sí, no quería creerle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario