martes

Póruna Póstuma

Muchas cosas me deprimen del planeta Tierra.
Pero lo pelotudos que se ven los seres humanos cuando debaten sobre el suicidio de otro.
Qué cosa más patética.
Le tienen envidia porque seguro él era menos idiota que ustedes y tienen que intelectualizar su pelotudez opinando sobre su decisión. Imbéciles.
Déjen en paz.

Por una vez.

-------------------------------------------------------------

24-02-14
No tengo ganas de esto. Me duelen los huesos de la cadera.
La noche fue difícil y ni siquiera ha oscurecido.
Hay nubes en el cielo que me hacen pensar que lo que ocurrió ayer está muy lejos.
Todavía te veo sentado en la vereda, saludándome.
Me decías hola con los ojos y adiós con la mano.

A veces miento en un par de cosas,
es para adornar todo esto que me pasa.
Igual, me gusta mentirme a mí misma.
ES cómo el bálsamo que nos cura las heridas. La rifocina.
Que termine esta noche, dios mío.

Escucho Gene Vincent porque no sé qué más escuchar.

Mi cerebro aún me juega en contra, haciéndome mover cuando no quiero.
¿Por qué no se apaga de una vez?
Me pica la espalda y no sé qué tengo que hacer.
Un tenedor. Un trébol.
Mis circunvoluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario